ACLARACIÓN DE LOS SUCESOS RELACIONADOS A CIGARRILLOS ELECTRÓNICOS Y VAPEO
febrero 13, 2020
¿POR QUÉ CAVA NEVLA NO VENDE A MENORES DE EDAD?
marzo 24, 2020
 

#CavaInfo: ¿’Humo’ de cigarrillos electrónicos causa cáncer en RATAS?


 

Una vez más, en #CavaInfo queremos dar a conocer la realidad sobre los mitos de los cigarrillos electrónicos y las últimas noticias relacionadas a este mundo. Recientemente, se ha publicado en la prensa un artículo en base a un estudio que afirma que el “humo” de cigarrillos electrónicos genera cáncer en ratas.

A pesar de ello, esta noticia tiene muchas falacias científicas, incluso los autores del estudio denotan las limitaciones del mismo. Sin embargo, la prensa ha publicado falsas conclusiones en base a dicho estudio. A continuación, lo revisaremos junto a los artículos relacionados para profundizar los resultados de ambos de manera objetiva, sin interpretaciones superficiales.


 

 
CONTEXTUALIZACIÓN

En primer lugar, es importante recalcar que los cigarrillos electrónicos no liberan humo de ningún tipo. Según el Diccionario de la Real Academia Española, la palabra humo se define como una “mezcla visible de gases producida por la combustión de una sustancia, generalmente compuesta de carbono, y que arrastra partículas en suspensión”.

Los cigarrillos electrónicos no generan ninguna combustión como tal, mucho menos se compone de carbono. El vapeo no libera humo de ninguna manera, sino solo vapor, el cual, se define como un “fluido gaseoso cuya temperatura es inferior a su temperatura crítica.” Se entiende entonces, que el vapor es un estado físico de un compuesto que no afecta su composición orgánica ni química. Los vaperos no aspiramos humo, ya que el cigarrillo electrónico libera vapor.

El autor del estudio menciona que el mal definido “humo” liberado de los cigarillos electrónicos contiene mayormente nicotina. Sin embargo, omite hablar de las cantidades y compuestos necesarios para generar vapor, por lo que no puede concluir que el vapor esta compuesto por nicotina en su mayoría.

El vapor se compone principalmente de glicerina vegetal y propilen glicol, los cuales son compuestos inocuos, no tóxicos, no irritantes ni cancerígenos. De hecho, cómo se explica posteriormente, la cantidad proporcional de nicotina en el Vapeo es muy baja, y dependerá según la preferencia del usuario.


 
TAMAÑO DE MUESTRA

Es importante recalcar que el tamaño de muestra utilizado para realizar el estudio es demasiado bajo como para poder obtener un resultado real, dicho estudio fue realizado únicamente en 40 ratas, de las cuales, 20 fueron expuestas a vapor con nicotina y las 20 restantes a vapor sin nicotina.

El autor menciona que las ratas utilizadas para el estudio, pudieron haber desarrollado cáncer por causas naturales, mas no por la exposición a vapor, de hecho en los resultados del estudio, una de las ratas que no asimiló el vapor, desarrolló cáncer.

El mismo autor del estudio y ciertos artículos de prensa mencionan esta limitación, y afirman que efectivamente existe un error, por lo que carece de sentido utilizar dicho estudio como afirmación que los cigarrillos electrónicos son cancerígenos.

Lo mencionado anteriormente afirma que, el tamaño de muestra no es suficiente para asumir que el artículo brinda la información necesaria para que los resultados sean suficientemente válidos y, de esta forma, la publicación pierde validez científica.


 
MÉTODOLOGÍA

El estudio fue realizado con exposiciones que no representan la realidad ni el uso común del cigarrillo electrónico. Las ratas fueron expuestas en un ambiente donde el vapor se encontraba aislado, el estudio no se realizó de manera que exista únicamente inhalación parcial del vapor, como es en el caso del uso cotidiano.

Es decir, respiraban de manera constante y casi única el vapor generado, dejando de lado la respiración normal. Además, se da una exposición mucho mayor, pues todo el cuerpo está expuesto al vapor, por lo que este puede ser asimilado por vías no comunes. De esa manera, el autor del estudio afirma que los resultados no pueden ser comparados con enfermedades humanas.

En cuanto a las concentraciones y dosificaciones de nicotina estudiadas, hay que aclarar que 10mg/ml es una concentración demasiada alta como para una repetición tan seguida. El uso de los cigarrillos electrónicos mas común es de una esencia con 3mg/ml, en el cual no tiene un uso tan constante, sino con intervalos entre cada repeticion.

Cuando se habla de concentraciones mayores, se utilizan equipos diferentes, como es el caso de los MTL (mouth-to-lung o boca-pulmón), los cuales no generan una cantidad de vapor tan grande y de hecho se asemejan mas al uso de un tabaco tradicional, dejando a un lado la combustión y los químicos que aquellos generan.

Vale la pena aclarar, que la medición de la nicotina en los líquidos se lo toma por cada litro de esencia, con lo que si se compra un liquido de 3mg de nicotina, esto estaría diluido en un litro de mezcla. Un ejemplo para aclarar esto, es que si usamos una botella de liquido de 100ml, con una concentración de 3mg/ml de nicotina, en realidad en el frasco comprado habrá solamente un 0.3% de nicotina.


 
CONCLUSIONES

El autor del estudio finalmente concluye que, el cigarrillo electrónico y vapeo es, de hecho un 97% más seguro que el cigarrillo convencional. Así mismo, el vapor del cigarrillo electrónico contiene 97% menos carcinógenos que el cigarrillo convencional.

Además, recomienda el vapeo y uso de cigarrillos electrónicos como un sustituto para fumadores y ex fumadores. De igual manera, aclara que el estudio es inconcluso, pero es una demostración de que los cigarrillos electrónicos deberían ser estudiados a mayor profundidad y a largo plazo.

Dicho esto, podemos concluir que el estudio ha sido mal interpretado y utilizado de mala manera para publicar falsa información, se han tergiversado las conclusiones del estudio y ha generalizado los resultados del mismo, sin ninguna validez. De esa forma, el estudio no busca demostrar que el cigarrillo electrónico es cancerígeno, como en diferentes medios de comunicación se menciona.

Reconoce, además, que la metodología no es la adecuada para representar la realidad en humanos y de igual manera, declara que ha exagerado el uso de cigarrillos electrónicos en ratas. Los artículos, evidentemente, no menciona dichas limitaciones, reconocimientos, ni la poca validez del estudio.

Sin embargo, decidieron concluir que el estudio puede ser generalizado para todo usuario de cigarrillo electrónico, concluyendo que el vapeo produce cáncer en todo nivel. Se han tomado únicamente aquellos resultados poco confiables que generarán tendencia en los titulares, sin importar la validez de los mismos ni las repercusiones que a los usuarios puedan causar.

Amigos vaperos, les pedimos que no se dejen engañar por titulares, ni por comunicados falsos; les invitamos a investigar, leer a profundidad y validar lo que se publica. Les pedimos denuncien este tipo de falsedades y eviten la divulgación de noticias falsas.

 
FUENTE BIBLIOGRÁFICO
  • Información sobre el estudio de Moon Shong Tang, Link
  • Artículo de prensa en base al estudio de Moon Shong Tang redactado por NYU, Link
  • Artículo de prensa en base al estudio de Moon Shong Tang redactado por American Association for the Advancement of Sciences, Link
  • Estudio completo realizado por Moon Shong Tang sobre las afectaciones de cigarrillos electrónicos en ratas, Link
  • Artículo de prensa en base al estudio de Moon Shong Tang redactado por El Comercio, Link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *